jueves, 17 de diciembre de 2009

PAPEL DEL PROFESOR Y DEL ALUMNO EN UNA METODOLOGÍA INVESTIGATIVA

UNIVERSIDAD PEDAGÓGICA NACIONAL
UNIDAD 321 –LORETO ZAC.
UNIDAD 3
LECTURA:
PAPEL DEL PROFESOR Y DEL ALUMNO EN UNA METODOLOGÍA INVESTIGATIVA
AUTOR:
J. EDUARDO GARCIA
QUINTO SEMESTRE
DIANA LIZETTE CASTAÑEDA AGUILAR
LORETO. 2 UPN



RESUMEN:

En el desarrollo de una metodología investigativa en el aula intervienen una serie de elementos básicos: el alumno, como protagonista del aprendizaje, el profesor, como coordinador y facilitador del aprendizaje, el contexto en que se produce el proceso, constituido por un entramado de elementos, entre los que pueden destacarse, los materiales didácticos. Los aspectos organizativos y el “clima del aula”.
Al no poder realizarse un análisis en profundidad del contexto, nos referimos, básicamente, al clima del aula como elemento más globalizador y significativo.
La función genérica de coordinación por parte del profesor afecta un tanto a la fase de preparación como a las de desarrollo y evaluación. El profesor desarrolla diversos tipos de tareas.
Globalmente programa la secuencia de actividades en que se materializa, el proceso de enseñanza aprendizaje. Propicia el planteamiento de situaciones- problema que estimulen el aprendizaje basado en la investigación.
Elabora estrategias tendientes a facilitar la explicitación de las concepciones de los alumnos y su confrontación con las nuevas informaciones. Selecciona y organiza las informaciones que intervienen como contenidos en el proceso de enseñanza aprendizaje. Aporta informaciones útiles en el proceso.
Coordina incentivamente y garantiza la continuidad del trabajo en el aula durante el desarrollo de las actividades, exige responsabilidad a cada alumno en el desarrollo de su trabajo. Planifica estrategias con fin de crear un ambiente “activo y participativo”. Realiza análisis sistemáticos de la realidad del aula y del desarrollo del proceso de enseñanza – aprendizaje.
En una metodología investigativa el alumno es el protagonista de su propio aprendizaje. ¿Qué significa, realmente, que el alumno sea protagonista de su propio aprendizaje?
Significa cumplir la perspectiva de que todo lo que ocurra en el proceso de enseñanza- aprendizaje debe adecuarse al proceso de construcción del conocimiento del alumno.
Para que el aprendizaje que se produzca llegue a ser realmente significativo para el alumno, es necesario que se den varias condiciones: Que el contenido que se les propone tenga una lógica interna, un significado en sí mismo (significatividad-lógica). Que dicho contenido pueda ser integrado en las redes de significados ya construidos por el alumno.
Que el alumno tenga una actitud favorable para aprender significativamente, es decir, una intencionalidad para buscar y establecer relaciones de forma múltiple y variada.
En la medida en que el alumno atribuye significado a los nuevos aprendizajes estableciendo relaciones, cada vez más compleja, con sus conocimientos anteriores, se va extendiendo y enriqueciendo la red de conocimientos construidos. Los aprendizajes que se realizan en forma significativa facilitaran la construcción de nuevos significados posteriores.
Un marco ambiental de trabajo en el aula agradable, libre de violencia y compatible con la diversidad de actividades y de ritmos de trabajo contribuirá decisivamente en la maduración del proceso.
Este clima debe favorecer actitudes activas en los alumnos, que no solo estimulen la participación, sino que les ayuden a superar la inercia de la pasividad.
Se hace presente el conocimiento compartido, es decir, tener en cuenta que múltiples procesos, la construcción del conocimiento en el aula se realiza, en gran parte a través de interacciones entre los alumnos.

ANALISIS:
Se explica el papel del profesor y del alumno en el aula así como la importancia de tomar en cuenta el contexto en que se produce el proceso de enseñanza aprendizaje. Nos dice que el papel del profesor adquiere una nueva significación como coordinador y facilitador del proceso de enseñanza aprendizaje, pues desarrolla tareas decisivas de dicho proceso. En cuanto al papel del alumno, en una metodología investigativa, el alumno no es protagonista de su propio aprendizaje. La actitud de responsabilidad del alumno tiene mucho que ver sobre su propio aprendizaje y va a depender de su motivación y también de la intervención del profesor.
Algo muy importante es que la motivación del alumno se refuerza, si se consigue un clima en el aula que posibilite su participación en la toma de decisiones.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada